President.es usa cookies para mejorar tu experiencia de navegación y mostrarte contenido personalizado a tus intereses. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con nuestra politica de cookies, a menos que las hayas desactivado. X
President | Quesos franceses | Livarot DOP
Cabecera

Livarot DOP

El queso Livarot

Con su corteza color naranja y su aroma especiado, el Livarot es, en cuanto a gusto, el más potente de los quesos normandos.
Lleva el nombre de la capital en la cual era el queso más vendido y que circunscribe su área de producción: los alrededores y el pueblo de Livarot.
Es reconocible por los cinco anillos que lo circundan y que le permiten conservar su forma durante la maduración.
En el pasado de tiras de caña y actualmente en papel, estos cinco anillos le han otorgado el apodo de "coronel" por analogía con las cinco insignias de este oficial.

Características del queso Livarot

D.O.C. desde 1975
Queso de leche cruda con pasta blanda y corteza lavada.
40% mínimo de materia grasa. Cilíndrico, de aproximadamente 600-700 g, con un diámetro de 12 cm y una altura de 5 cm. Un buen Livarot debe tener ambas caras planas y paralelas. Bajo su corteza lisa y brillante de un marrón que va de rojizo a marrón oscuro, su pasta es homogénea, fina y elástica de color amarillo dorado sin rastro de blanco.
Dependiendo de sus dimensiones, el queso se llamará Livarot cuando es de 12 cm de diámetro y 5 cm de grosor; tres cuartos de Livarot si es de 10 cm de diámetro; Petit Livarot si es de 9 cm y un cuarto de Livarot si es de 7 cm.
Producción: 1.400 t.

Gastronomía del queso Livarot

El Livarot es principalmente un queso de tabla, para degustarlo al final de una comida, momento en el que se puede apreciar con vinos tánicos o con mucho cuerpo como los Burdeos, los Borgoñas o los Corbière, o también "al estilo normando", con un cuenquito de sidra.
Se disfruta preferiblemente desde el final de la primavera hasta el invierno.
Cuando está madura, su pasta pesa en la lengua y se diluye en la boca liberando su característico sabor a especias.
El Livarot no se encuentra en ninguna receta tradicional, pero se puede utilizar para preparar ñoquis o pastelitos de hojaldre.